Borrar los archivos ocultos que crea MAC OS